Sobisch, desafiante: “Si sigo midiendo lo que estoy midiendo, me van a pedir que sea candidato”

Enigmático y marcando los tiempos políticos de acá hasta la definición de listas en el mes de junio para diputados nacionales, el ex gobernador Jorge Sobisch teje sus alianzas con miras a esa elección y a la de concejales de medio término en la capital.

Se jacta de los buenos números que obtuvo en 2019 y en la ascendencia que todavía mantiene sobre parte del electorado del MPN, partido al cual reivindica todavía pertenecer.

En una entrevista con Radio La Red, también habló de las reuniones políticas que se suceden en búsqueda de acuerdos y destacó la necesidad de “recuperar la neuquinidad”como parte del discurso que debe plasmarse en la estrategia electoral.

Cabe recordar que gracias a la inevitable grieta que impera de manera recurrente en las elecciones nacionales, el propio partido provincial no ha podido obtener buenos resultados desde 2013, en aquella recordada PASO que disputaron Guillermo Pereyra y Ana Pechen para elegir candidatos a senadores nacionales. Volver a hablar de Neuquén puede resultar beneficioso para ambos espacios

Sobisch se presenta como un componedor, armador y como una carta de triunfo para un sector de la centro derecha que todavía extraña la figura de Horacio “Pechi” Quiroga.

“Si mañana se dan las condiciones y sigo midiendo lo que estoy midiendo, seguramente aquellos actores con los que hagamos los acuerdos me van a pedir ellos que sea candidato. Porque los números en política también mandan”, concluyó el ahora líder de la Democracia Cristiana al precisar que “no le sacaré el cuerpo a ninguna candidatura”.

En ese sentido, enfatizó que “debe haber unidad para tener chances de competir con el MPN en las próximas elecciones” y también agregó en el combo las que se avecinan en 2023. Al opinar sobre este tema, criticó la visión política del reciente ganador de la interna de la Unión Cívica Radical, Juan Peláez.

“Si Juan Peláez y la UCR entienden que hoy se le puede ganar al MPN yendo solos, me parece bien, es una opinión, es una mirada, es respetable. ¿Por qué no puede ser una opinión favorable si Juan Peláez entiende que hoy la UCR puede ser una fuerza política que pueda ganar la provincia, que pueda ganar la ciudad, que pueda proyectarse?”, ironiza Sobisch.

También destacó el reposicionamiento que tiene su nuevo espacio político y recordó que en las elecciones provinciales de 2019 “salí cuarto muy cerquita de Juntos por el Cambio, en alpargata y en chancletas. Yo le puedo garantizar que la Democracia Cristiana fue una sorpresa en las últimas elecciones a gobernador y en la ciudad de Neuquén, y va a ser algo más que una sorpresa en las próximas elecciones”.

Fuente: Mañanas en Red – La Red

Compartir