Liliana Murisi: “Es un escenario excepcional” y “no hay otra receta que acudir a un endeudamiento”

“Puede ser una herramienta que en el futuro no se utilice, pero para obtener estos recursos en el corto plazo no hay otra receta que acudir a un endeudamiento”, admitió la legisladora del MPN, Liliana Murisi, al defender el proyecto que autoriza al Ejecutivo provincial a emitir deuda por 12.800 millones de pesos destinados a garantizar el pago de salarios de la Administración Pública durante 2021.

A pesar de dejar en claro que la provincia “históricamente” no ha tomado deuda para solventar gastos corrientes, la diputada, dejó en claro que por el escenario económico y social excepcional que acarrea la pandemia, a Neuquén no le queda otra vía que acudir a un endeudamiento para obtener en el corto plazo los recursos necesarios que le permitan atender un aumento salarial que le significará destinar recursos por cerca de 33 mil millones de pesos.

Al respecto, observó que la pandemia generó en 2020 un escenario de caída de recursos  en la actividad económica que se tradujo en una pérdida cercana a los 20 mil millones de pesos para la provincia, según los indicadores que estaban presupuestados.

A lo que calificó como un “escenario excepcional” también agregó que la suma solicitada se ajusta a la necesidad de completar el compromiso salarial asumido. En ese sentido, indicó que a la masa total de 18 mil millones de pesos que se había acordado con el gremio ATE en marzo, ahora se le deben agregar otros los 12,8 mil millones que no estaban previstos en el cálculo inicial.

Murisi se refirió a otro tema que se encuentra en debate respecto al destino final de los fondos solicitados y aseguró que en lo que respecta a deuda pública el único encuadre  que requiere un tratamiento especial y un destino específico que no sea el gasto corriente es el empréstito, sistema de endeudamiento que no es el que por definición se pretende utilizar.

“La ley 2141 es clara y define que la deuda pública tiene por finalidad dar equilibrio a las finanzas públicas, con lo cual no pesa una restricción para que pueda utilizarse para gastos corrientes, como en este caso”, analizó la diputada.

En ese sentido, especificó que existe una confusión en la definición de deuda pública porque en su generalidad abarca también al concepto de empréstito. Por definición el empréstito debe aprobarse en una sesión especial, requiere el voto de una mayoría absoluta y los fondos que se solicitan tiene fijado un destino específico que no puede ser utilizado para gastos operativos.

Fuentes: Radio Nacional–LU5

Compartir