La lista Azul juntó más de 20 mil avales y mete miedo de cara a las generales

Ya sin rivales a la vista y con la certeza de ser el candidato que va a encabezar la lista de concejales del MPN para la próxima elección del 24 de octubre, Claudio Domínguez hizo una demostración de fuerza y entregó más de 20 mil adhesiones y avales a la Junta de Gobierno del partido provincial.

De esta forma, el primer candidato a concejal no dejó dudas sobre el respaldo con el cual inicia su etapa ya formalmente como candidato, más teniendo en cuenta que ese caudal de adhesiones supera en 4 mil firmas los votos que la lista azul obtuvo en las últimas internas para seleccionar ediles de mitad de término que tuvieron lugar en 2017.

A ello se debe agregar que si se piensan los avales como futuros votos, la cantidad presentada duplica en números a los sufragios que lograron los candidatos para el mismo cargo tanto en las internas de 2013 (Bongiovani) como en las de 2009 (Luis Jalil).

Luego de entregar las firmas, Claudio Domínguez destacó que hay unidad para encarar la elección de medio término y remarcó que “las personas que integran la lista tienen representación territorial y trabajo social en cada uno de los barrios de Neuquén”. En ese sentido, calificó su integración como “variada” con “amplitud de miradas” y “territorialidad” para competir en la elección municipal.

Otro dato no menor es la capacidad de crecimiento que se evidencia entre el momento de las elecciones internas y las generales de mitad de mandato que tuvieron los candidatos seleccionados en la última década.

Cabe recordar que en 2017 Alejandro Nicola ganó la interna con 16.300 votos sobre los 23 mil sufragios que tuvo la interna. Luego, en las generales, el candidato del MPN alcanzó los 36 mil sufragios, es decir cerca de 45% más de votos que en la interna partidaria y 36% por sobre el total de voluntades que concurrieron a votar en la interna de 2017.

Por su parte, Pablo Bongiovani logró más de 10 mil votos en la interna de 2013 y de la elección participaron cerca de 16 mil personas. En tanto, en las generales ese caudal electoral se elevó a más de 35 mil sufragios, lo que determinó un crecimiento del orden del 70% entre lo que el candidato de la lista Azul obtuvo en la interna y lo que después cosechó en la general. El porcentaje se achica a un 54% si se juntan los votos de todas las listas que participaron en dicha elección para seleccionar la lista de candidatos a concejal de ese año.

Si nos remontamos a 2009, en la interna para concejales compitieron azules y blancos, Luis Jalil ganó con 11.500 votos una elección en la que votaron 23 mil personas. En las generales el candidato del partido provincial trepó a 20.500 sufragios, es decir un 44% más de votos de los que alcanzó en la instancia de internas.

Un aval no equivale a un voto, pero si se buscan similitudes y se extrapola esa cantidad de adhesiones y se las compara al crecimiento promedio que los distintos candidatos tuvieron entre las internas y las generales, es posible señalar que el piso electoral del MPN para las próximas elecciones de octubre podría encontrarse por encima de los 40 mil votos.

Compartir