El sobischismo endurece oposición a Gaido y advierte que puede ir a la Justicia para frenar proyecto de enmienda de la Carta Orgánica

A medida que transcurre el año electoral, el sobischismo acentúa su perfil crítico a la gestión del intendente Mariano Gaido y ahora le apuntó sus cañones no solamente a la enmienda de la Carta Orgánica sino también a la forma en que se entregan los loteos en la meseta y hasta la compra de los macetones que proliferan en distintos sectores de la ciudad.

La concejal de la Democracia Cristiana, Nadia Márquez, insistió en que “la enmienda que quiere hacer el intendente es en realidad una reforma que ha generado ruido incluso adentro del MPN”. En ese sentido, sostuvo que “Gaido es inteligente y esto lo sabe, por lo tanto ahora tendrá que buscar una estrategia para ver cómo lo freeza o cómo sale elegantemente de esto porque si alguien se presenta al Tribunal Superior de Justicia, que puede llegar a ser a instancias de la Democracia Cristiana o de cualquier otro sector que opine lo mismo, seguramente va a actuar y determinar que el proyecto no respeta a la misma Carta Orgánica”.

“El intendente sostiene que uno de los argumentos para aprobar la enmienda es el ahorro político, cuando por otro lado tiene 800 empleados excedidos del tope del 1% de la población que fija la Carta Orgánica y eso no lo dicen”, manifestó la concejal.

En declaraciones al programa “Neuquén 21” de AM Cumbre, Márquez anticipó también la presentación de un pedido de informe “para saber cuál fue el criterio con que se están entregando 2 mil lotes en la meseta, si se respetó el listado del RuProVi o si fueron solamente promesas de campaña a cambio de un voto. Queremos saber si se tuvo en cuenta esa nómina o si pasa como a nivel provincial, que se entregan a cooperativas amigas que extorsionan a la gente, y no queremos que esa práctica llegue a la ciudad”.

Por otra parte, anunció que también se presentó otro pedido de informe para saber el costo de los macetones que el municipio instaló en distintos sectores de la ciudad y que fue objeto de distintas polémicas. “Primero aparecieron en locales gastronómicos con el claro objetivo de obtener mayor espacio para que puedan trabajar, pero después en plazas y luego en calles que no sé si justo vive alguien al que le quieren hermosear la calle”, dijo Márquez, detallando que “queremos saber a qué cooperativa se las compraron como dijeron, a qué precio, porque nos preguntamos si se justifica gastar 4 millones de pesos en macetas en esta época de pandemia”.

Compartir