CALF: Monzani destacó avances para firmar contrato y aseguró que “los temas estratégicos de la ciudad requieren grandes acuerdos”

El concejal de Juntos por el Cambio-UCR, Guillermo Monzani, destacó el acuerdo alcanzado en la comisión de Servicios Públicos del Concejo Deliberante, que permitirá el tratamiento en el recinto del contrato de concesión de la cooperativa CALF.

El edil señaló que “no fue un trabajo sencillo, requirió de mucho debate, pero finalmente se pudo avanzar y esto es fundamental para poder garantizar previsibilidad y seguridad jurídica al prestador de un servicio esencial para todos los ciudadanos”.

“El despacho logró la firma de concejales del MPN, Libres del Sur, Nuevo Compromiso Neuquino y el radicalismo. Esto demuestra que hay un amplio consenso en cuanto a la necesidad de aprobar sin más demoras el contrato de concesión”, dijo Monzani, remarcando que “este y otros temas que tienen una importancia estratégica para la ciudad, requieren de grandes acuerdos entre las distintas fuerzas políticas”.

El ex intendente capitalino y ex secretario de Obras Públicas durante las gestiones de Horacio Quiroga, recordó que “en 2007, con Pechi al frente del municipio, la cooperativa pudo firmar su primer contrato en toda su historia y, en esa misma línea de pensamiento, en lo personal ahora consideraba necesario poder darle a CALF esta herramienta legal y jurídica que fortalece su rol como concesionario”.

Monzani destacó la ampliación del plazo a 20 años que tendrá la nueva concesión y explicó que, en cuanto a las pérdidas técnicas que se reconocerán, “la cooperativa pretendía que sea del 20%, cuestión que considerábamos excesiva, por eso se acordó una transición donde se comenzará reconociendo un 19% de pérdidas, pero en los primeros 10 años de contrato, CALF debe reducirlas al 12%”.

“En este punto cobra relevancia el trabajo de regularización de asentamientos que debe llevar adelante tanto el municipio, la provincia y la Nación, según corresponda, para reducir la cantidad de usuarios que se conectan de forma ilegal al servicio”, sostuvo el concejal.

Por otra parte y con respecto a lo que se conoce como Aporte Reintegrable por Obra (ARO), que es cuando un desarrollador requiere el servicio en una zona donde no existe o el existente no tiene la suficiente potencia, y que había originado diferencias entre los concejales, detalló que “se introdujo una modificación fijando una compensación diferencial”. “Esto significa que un desarrollador puede llevar adelante la inversión y luego la cooperativa deberá hacer un reintegro actualizado por el excedente que no haya utilizado”, explicó Monzani.

Compartir