Oil&Gas: Wintershall DEA condiciona el desarrollo masivo de dos áreas de Vaca Muerta

Las autoridades de la petrolera alemana advirtieron que la decisión de inversión “requiere un contexto político y económico y acá hay cierta incertidumbre”. A mediados del año entrante definirán la situación de los bloques Bandurria Norte y Aguada Federal.

POR VICTORIA TERZAGHI

El miembro del consejo directivo de Wintershall DEA, Thilo Wieland, y el flamante director general para Argentina, Manfred Boeckmann, dieron un mensaje claro al gobierno nacional actual y al que se defina tras las elecciones de octubre: aseguraron que están listos para pisar el acelerador y pasar a desarrollo masivo dos áreas en Vaca Muerta, pero que para eso requieren que se dejen de cambiar constantemente las reglas del juego.

La petrolera firmó en julio pasado un acuerdo con la gigante norteamericana ConocoPhillips y avanza en la definición del plan de trabajo en las áreas Bandurria Norte y Aguada Federal en donde el programa de desarrollo prevé en una primera fase la perforación de entre 20 y 30 pozos.

En diálogo con Energía On Wieland fue elocuente, y como responsable de la firma para África y Sudamérica, remarcó que “Argentina tiene que competir con el resto de nuestro portfolio, con otras áreas en el resto del mundo en lo que hace a la toma de decisión de inversión”.

Y agregó que “necesitamos condiciones de estabilidad del mercado porque si bien nuestras inversiones están pensadas a 40 años estas intervenciones rápidas como el congelamiento de precios y la limitación del flujo de capitales dificultan la situación y las estamos monitoreando de cerca para definir nuestros planes”.

En números

20
son los yacimientos que la compañía posee en el país. Comprenden desde Tierra del Fuego a Neuquén.
580.000
barriles equivalentes de petróleo por día, es la actual producción de la firma en el mundo. Buscan elevarla a 750.000 para el 2023.

La firma ya completó la fase piloto de ambas áreas y avanza en el análisis de resultados que está a mitad de camino y que Boeckmann explicó “por lo que vemos hasta ahora los resultados son prometedores”.

Wieland recordó que “por la Resolución 46,  al no ser respaldados nuestros proyectos en gas, migramos al petróleo y pusimos un tope a nuestros proyectos en gas”. Una situación que ahora choca con el congelamiento del precio del crudo.

Es por esto que el director para Argentina de la firma advirtió que “un marco regulatorio más competitivo, mejoras en infraestructuras, acceso a nuevos mercados, una estructura de costos y un régimen tributario más competitivo son necesarios para asegurar un desarrollo sostenible a escala en Vaca Muerta”.

El planteo es acorde con algunos de los lineamientos que desde el Frente de Todos se han planteado para una Ley Vaca Muerta y precisamente Boeckmann indicó que “tenemos buena relación con el gobierno y continuaremos dialogando con cualquier fuerza que esté al frente del gobierno” Y envió un mensaje al señalar que “estamos dispuestos a contribuir con cualquier situación apremiante”.

Mientras Wieland destacó las expectativas de la firma en la exploración de las dos áreas offshore que lograron adjudicarse en la Ronda 1, Boeckmann sintetizó la posición de la empresa y junto a ellos de ConocoPhillips al asegurar que “nos gusta este país y queremos continuar, a pesar de estos desafíos, con nuestro desarrollo en la ventana del petróleo de Vaca Muerta”.

Origen: Oil&Gas: Wintershall DEA condiciona el desarrollo masivo de dos áreas de Vaca Muerta

Compartir