Pereyra rechazó la baja de las indemnizaciones por accidentes laborales

El secretario del sindicato petrolero argumentó que es una medida que ataca a los que menos tienen. La medida del gobierno nacional también fue rechazada por el vicegobernador Rolando Figueroa.

El secretario general del sindicato petrolero, Guillermo Pereyra, rechazó el decreto que reduce las indemnizaciones por incapacidad laboral definitiva o muerte de un trabajador. Dijo que se trata de “un ataque a los que menos tienen” y calificó como “una locura que no consigue una correcta reparación del daño sufrido por un trabajador”.

El decreto 669 del Poder Ejecutivo Nacional fijó nuevas condiciones para el cálculo del monto de las indemnizaciones que por incapacidad laboral definitiva o muerte de un trabajador que deben abonar las aseguradoras de riesgo de trabajo.

“No sabemos qué busca era gobierno con estas medidas, pero esto es injusto para los que menos tienen y es a todas luces otro golpe más los trabajadores que sufren un incidente laboral que en muchos casos condicionan su vida para siempre. Es otro paso más en el itinerario de destrucción de los derechos de los trabajadores”, dijo Pereyra.

La actualización del cálculo redundará en la disminución efectiva de las indemnizaciones, “donde el único que pierde es el trabajador que no recibirá la justa compensación por el daño sufrido”, agregó.

También se refirió al tema el vicegobernador de Neuquén, Rolando Figueroa. En un comunicado de prensa criticó con dureza al Gobierno Nacional que castiga a los trabajadores “con una insensibilidad pocas veces vista”.

Sostuvo que «el Gobierno le está haciendo pagar a los trabajadores el descalabro que generó en todos estos años con las tasas de interés, porque esta decisión está directamente vinculada a la tasa exorbitante que se promovió para sostener un modelo improductivo». En ese sentido, Figueroa precisó que el DNU cambió el cálculo para este tipo de indemnizaciones porque «funcionaba en base a las tasas activas del Banco Nación, que hoy están muy altas, y entonces ahora las reemplaza por una tasa promedio de remuneraciones (RIPTE) que están más de 30 puntos abajo».

«Esta medida debilita a los empleados y a sus familias cuando enfrentan momentos muy difíciles; es una decisión de dudosa legalidad que habla de un gobierno que tiene empatía solo con el sistema financiero», agregó.

La diputada provincial Angélica Laguna informó que ayer presentó un proyecto para que la Legislatura rechace el decreto por tener carácter “antiobrero”. Además reclamó “un plan de lucha nacional para frenar los ataques al conjunto de los y las trabajadores”, agregó.

El decreto 669

Para el nuevo cálculo del valor del ingreso base para la liquidación de la indemnización se considerará el promedio mensual de todos los salarios devengados -de conformidad con lo establecido por el artículo 1° del Convenio N° 95 de la OIT- por el trabajador durante el año anterior a la primera manifestación invalidante, o en el tiempo de prestación de servicio si fuera menor.

La principal modificación es que los salarios mensuales tomados a fin de establecer el promedio se actualizarán mes a mes, aplicándose la variación del índice Remuneraciones Imponibles Promedio de los Trabajadores Estables ( Ripte).

Origen: Pereyra rechazó la baja de las indemnizaciones por accidentes laborales