Petroleras evalúan exportar gas de Vaca Muerta desde puertos de Chile

Mientras se termina de definir la letra chica de los nuevos aumentos de la tarifas de gas que empezarán a regir a partir de la semana próxima —EconoJournaladelantó que la suba se escalonará en tres cuotas mensuales de un 10%—, las mayores productoras de gas del país se animan a mirar al largo plazo y están empezando a diseñar un proyecto ambicioso y por demás complejo desde lo tecnológico, pero más que nada desde lo político.

Es sabido que, desde hace varios meses, tres o cuatro petroleras están evaluando la factibilidad técnica-económica de la construcción de una terminal de licuefacción de Gas Natural Licuado (LNG, por sus siglas en inglés), a fin de viabilizar el desarrollo a gran escala de los reservorios no convencionales de Vaca Muerta. YPF, por caso, designó a Gustavo Matta y Trejo, un ex funcionario del PRO en el gobierno porteño, como gerente de Exportación de LNG.

La petrolera bajo control estatal comentó públicamente que está empezando a estudiar la instalación de una planta de licuefacción de LNG en Bahía Blanca. La novedad es que grandes productoras —YPF y también otras como Pan American Energy (PAE) y Pluspetrol— están contemplando también la alternativa de concretar la exportación del gas de Vaca Muerta desde puertos en la región de Concepción y Santiago de Chile. Eso implica, claro, está la construcción de una o más terminales de licuefacción de LNG del otro lado de la Cordillera para despachar, como mínimo, 20 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) de gas a mediados de la década próxima. Algunas petroleras incluso iniciaron gestiones para indagar la posiblidad de revertir las terminales chilenas de regasificación, en especial la emplazada en Quintero, cerca de Santiago de Chile, para transformarlas en plantas de licuefacción.

Integració regional

Está claro que, en cualquier caso, la estrategia de las petroleras argentinas mira el largo plazo. Construir una terminal de exportación de LNG cuesta, como piso, unos US$ 3000 millones. Debatir sobre ese proyecto en tiempos en que el dólar no tiene paz y el elevado riesgo país dinamita el acceso al financiamiento internacional parece hasta surrealista. Pero las empresas advierten que hoy la prioridad es despejar las incertidumbres técnico-económicas del proyecto. “Vale la pena estudiar a fondo el proyecto. Por eso las compañías armaron equipos y están invirtiendo dinero para conocer en detalle la ingeniería de una planta ubicada en Chile”, indicó a EconoJournal un ejecutivo que dedica parte de su tiempo a la evaluación del negocio del LNG.

Son relativamente pocos los países que venden LNG a nivel mundial. No más de 20. Qatar, Indonesia, Argelia y Trinidad y Tobago y Australia, entre otros, integran esa lista. EE.UU., el mayor consumidor de energía del planeta, prevé colarse en el Top Ten del ranking a partir de la construcción de varias terminales de exportación de LNG a partir del desarrollo de grandes reservas de gas.

¿Cuáles son las ventajas de construir una planta en Chile? El driver fundamental es la conexión con el mercado del Pacífico, donde se encuentran los principales exportadores de LNG, como Japón, Korea y China. Vincularse comercialmente con esos países desde Chile —que, además, cuenta con un tratado biletaral con China— es más directo y, por lo tanto, más económico. Además, llegar desde Neuquén hasta Santiago o Concepción, en Chile, implica un menor costo de transporte vía gasoductos. Para conectar a Vaca Muerta con Bahía Blanca hay que recorrer más de 1000 Km. “El principal mercado de LNG que se abrirá en los próximos años será China, que busca reemplazar con gas su consumo de carbón. La clave es intentar colocar el gas de Vaca Muerta en ese mercado”, señaló el presidente de otra petrolera. Es más viable llegar hasta allí a través del Pacífica —saliendo desde  Chile— que cargando buques de LNG en Bahía Blanca.

Competidores

Para ingresar al negocio de exportación de gas, la Argentina deberá primero reducir al máximo el costo de desarrollo de gas. Algo que no parece, a priori, como una cuestión menor. Competir con EE.UU., que cuenta con bajísimos costos de extracción de gas asociado de pozos de petróleo no convencional, no será sencillo. En esa clave, algunas petroleras en la Argentina explican que el gas asociado a algunos desarrollo en la ventana de condensados de Vaca Muerta se repaga con un precio de hasta un dólar por millón de BTU. Lo que hoy por hoy no es posible saber es si existirá una escala acorde con un proyecto exportador.

Tampoco es desdeñable la cuestionar de hilvanar un acuerdo político con Chilepara luego blindar regulatoriamente la exportación de LNG desde ese país. Habrá que reconstruir confianza. Los antecedentes del pasado reciente no son auspiciantes. Por la caída de la producción local de gas a mediados de la década pasada, la Argentina interrumpió los envios de gas a Chile en 2006. Esa es uan historia que no puede repetirse si la idea es exportar el gas de Vaca Muerta en formato de LNG.

Origen: Petroleras evalúan exportar gas de Vaca Muerta desde puertos de Chile